¿Camino de la gran depresión 2.0?

Esta semana non hemos encontrado con dos interesantes artículos que complementan el artículo que publicamos el pasado 25 de Octubre

Por un lado, Carlos Berzosa publicó en “Nueva tribuna” el viernes el articulo “¿Qué queremos decir cunado hablamos de recuperación?“. En dicho articulo se critica como un leve crecimiento económico que se ha dado en el tercer trimestre del año ha bastado para que el Gobierno, financieros, y economistas convencionales, hayan lanzado las campanas al vuelo, sin tener en cuenta muchos otros indicadores negativos.

 Berzosa se queja de que:

Se analizan solamente el comportamiento de variables macroeconómicas y de ahí se extraen conclusiones sobre tendencias futuras sin tener en cuenta las relaciones sociales que se encuentran detrás de esos datos. Lo que importa es el crecimiento, sin entrar a valorar su naturaleza, los costes ecológicos y sociales ni a quién beneficia y a quién excluye. La economía aparece así mutilada en su comprensión de la realidad, incapaz de predecir y, sobre todo, de afrontar la crisis sin tantos costes como los que tantas gentes están padeciendo. Lo que es peor, sin entrar a considerar las consecuencias desiguales que las decisiones de política económica llevan consigo

Por fortuna, no todos los economistas participan de ese paradigma dominante y se encuentran artículos y libros de otros que analizan con distinto prisma la realidad y cuyas proposiciones son muy diferentes a las que estamos habituados por los que tienen mayor audiencia en los grandes medios de comunicación.

Berzosa finaliza recomendando los libros “Qué hacemos con la deuda” de Medialdea y varios (Akal, 2013) y el de “Fracturas y Crisis en Europa” de Álvarez, Luengo y Uxó (Clave intelectual, 2013).

Por otro lado, el lunes “El Pais” publicó el articulo “Lo que debemos los españoles” de Joaquín Estefania. En dicho articulo Estefania cifraba en 3,3 billones de euros (320% PIB), lo que España debe en deuda (1/3 de deuda publica, 2/3 de deuda privada). De esta deuda privada, la mayor parte es deuda empresarial y de esta deuda empresarial un 43% no se puede pagar sin acudir a su refinanciación, lo que implica que la tasa de intereses a abonar supera en muchos casos los beneficios brutos anuales de las empresas. Esto explica en parte el porqué las entidades financieras tengan miedo a prestar dinero y está siendo obviado en muchos análisis sobre la recuperación

Estefania cita a Minsky

Minsky sostenía que los mercados financieros pasan siempre por tres estadios, que se repiten de modo cíclico. En el primero, los inversores no son codiciosos y valoran ante todo la seguridad; las adquisiciones se financian de forma conservadora y los ingresos cubren los intereses y la amortización de los créditos. El inversor dice: “las cosas no pueden ir muy mal si el crédito que he solicitado para financiar un inmueble o para comprar otra empresa es tan bajo que los ingresos que obtengo por su alquiler o los dividendos que reparte la compañía me permiten devolver el dinero que he pedido prestado”.

En el segundo estadio, la moderación cambia de signo. Ante el alza de los precios de los activos, el inversor pide más créditos. Sus ingresos siguen cubriendo los intereses, pero ya no le permiten amortizar el capital. El inversor paga los intereses y confía en que podrá refinanciar lo que debe con nuevos créditos. Ello solo será posible mientras los precios sigan creciendo.

En el tercer y último estadio se produce lo que se denomina una “financiación Ponzi” (un sistema piramidal que no se rompe mientras siguen entrando nuevos inversores: se paga a los antiguos con el dinero de los nuevos, hasta que…). Los ingresos ya no son suficientes ni para cubrir los intereses ni para amortizar el principal del crédito. Una financiación así solo es posible mientras los precios suben con fuerza y el inversor puede colocar el inmueble o la empresa comprada, a un precio notablemente superior. Tarde o temprano, el sistema piramidal se viene abajo.

Minsky es un economista postkeynesiano muerto en los años noventa que en los años ochenta desarrollo una teoría sobre la inestabilidad natural del sistema financiero.

Minsky ha sido redescubierto desde hace cinco años gracias a que dicha teoría explica  lo que ha ocurrido en el sistema hipotecario norteamericano a partir del año 2007.  Minsky, padre de la “Modern Monetary Theory (MMT)” habló que era necesaria una simplificación del sistema financiero, uno de sus pupilos Randall Wray apuesta porque  la consiguiente catarata de quiebras a la que estamos abocados tras no aprender nada de la Gran Depresión 1.0 nos llevará a la Gran Depresión 2.0 no sercira para acabar de una vez con el “capitalismo de los gestores de dinero

 

3 respuestas a ¿Camino de la gran depresión 2.0?

  1. […] Adjuntamos entrevista publicada ayer por la revista electronica “Sin Permiso” a Randall Wray discipulo de Hymann Minsky, al cual ya nos referimos en articulos anteriores de “Altersocialismo” […]

  2. […] hemos escrito en este blog sobre Randall Wray [1] y [2], discipulo de Hyman Minsky y uno de los introductores de la Teoria Monetaria Moderna […]

  3. […] pasada, en este blog, explicamos en los articulos “¿Ha comenzado la resurreción?” y “¿Camino de la depresión 2.0?” la posibilidad de una tercera recesion dentro de la crisis que vivimos a raiz de lo sugerido por […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: