Manifiesto “Salir del Euro”

Adjunto manifiesto que he firmado.

Por la recuperación de la soberanía económica, monetaria y ciudadana.
http://salirdeleuro.wordpress.com

La dramática situación social y económica en la que está hundida nuestra sociedad exige una política capaz de crear las condiciones para salir de la crisis. Es una necesidad urgente. El tiempo se ha convertido en un dato primordial por los riesgos de agravamiento y degradación que existen, por el enorme sufrimiento social que provoca la persistencia de las políticas de ajuste, austeridad y privatización de lo público.

La red en la que estamos atrapados  está conformada por un nivel de paro catastrófico, por un endeudamiento del país frente al exterior imposible de afrontar y por una evolución de las cuentas públicas que conducen a la quiebra económica del Estado. Más de 6 millones de parados, más de 2,3 billones de euros de pasivos brutos frente al exterior, y una deuda pública de casi un billón de euros, creciente y próxima al 100% del PIB,  son datos que definen un desastre inmanejable, ponen en peligro la convivencia y derruyen derechos sociales fundamentales.

Una crisis de esta envergadura tiene causas complejas y múltiples, desde la crisis  general del capitalismo financiero hasta el despilfarro y la corrupción propios, pasando por un sistema fiscal tan regresivo como injustamente aplicado, pero aun a  riesgo de simplificar el análisis para desentrañar  las soluciones, hay que atribuir a la incorporación de nuestro país a la moneda única la principal razón de esta desoladora situación.

Como ahora se reconoce, no había condiciones  para implantar una moneda única  entre países tan desiguales económicamente sin ir acompañada de una fiscalidad común. Su creación implicaba, por otra parte,  un marco propicio para implantar políticas regresivas y antisociales de todo tipo según la doctrina neoliberal, que ha tenido en  la construcción de la Europa de Maastricht su máxima expresión.  Como se calibró en su momento, el Estado del bienestar no es compatible con la Europa de  Maastricht.

Con la incorporación al euro, nuestro país perdió un instrumento esencial para competir y mantener un equilibrio razonable de los intercambios económicos con el exterior, como era el control y manejo del  tipo de cambio con respecto al resto de las monedas. Por otra parte, hubo una cesión de la soberanía al BCE en cuanto a la creación de liquidez y aplicación de la política monetaria, una institución dominada desde los orígenes por los intereses del capitalismo alemán.

Como no podía ser de otro modo, el retraso y la debilidad de la economía española frente a  otros países y la rigidez absoluta impuesta por el euro llevaron a lo largo de la década del  2000 a un déficit de la balanza de pagos por cuenta corriente abrumador. Se registraron unos desequilibrios insostenibles, como también les ocurrió a otros países como Grecia y Portugal, apresados en la misma trampa. En los 14 años transcurridos desde la creación del euro en 1999 hasta el final del 2012, el déficit exterior acumulado fue de casi 700 mil millones de euros, que hubo de financiarse endeudándose con el exterior.  Las entidades crediticias y las empresas españolas demandaron más de otro billón de euros de recursos para sus planes de inversiones en el exterior, principalmente en América Latina.

Hasta el año 2008, en que se desató la crisis financiera internacional,  por las facilidades extraordinarias de financiación, el país vivió un sueño, como drogado, alimentando la burbuja inmobiliaria y ajeno a los problemas que se habían gestado. En ese año, todo cambió radicalmente, los mercados financieros se cerraron, por los canales no fluía la liquidez y la situación de cada deudor pasó a examinarse con rigor. Con el  cambio abrupto en la posición deudora de nuestra economía frente al exterior, los pasivos brutos pasaron de 540 mil millones al final de 1998 a 2,2 billones en 2008, el país entró en quiebra y sobrevino una profunda recesión que a todos los efectos sigue vigente.

El sector público se resintió profundamente desde entonces, incurriendo en un déficit desorbitado por la caída drástica de los ingresos, reforzada por el estallido de la burbuja inmobiliaria. El Estado, sobre el que acaban descargando todas las tensiones de las administraciones públicas, ha necesitado  de centenares de millones de euros, obtenidos con la emisión de deuda pública en los mercados interior y exterior, ante la imposibilidad de la financiación directa por la autoridad monetaria.  Al final de 2007,  la deuda en circulación del Estado era de 307.000 millones de euros, el 37% del PIB. Al  final de 2012 había subido a 688,000  millones,  el 65% del PIB, y sigue aumentando como corresponde a la evolución deficitaria de las cuentas públicas.

Desde que se admitió la crisis, la política económica ha tenido unos rasgos básicos inamovibles. La pérdida de competitividad de la economía española ha servido de excusa para aplicar a rajatabla las recetas neoliberales y se ha tratado de compensar con el llamado “ajuste interno”, un proceso dirigido a disminuir los salarios y facilitar los despidos para abaratar los precios de las mercancías y servicios españoles, desde el momento en que la vía natural e histórica de la devaluación de la moneda está cegada por el euro. Ajustes, contrarreformas laborales y recortes continuos jalonan la política de los últimos años. Por otra parte, la mal denominada austeridad se ha impuesto brutalmente en la política fiscal, como exigencia de los poderes económicos, haciéndose de la lucha contra el déficit publico el talismán engañoso  de la solución a la crisis.

Esta política ha producido un retroceso social muy doloroso, ha impulsado inconteniblemente el crecimiento del paro y, lo que es fundamental, es inútil. El país se desliza sin freno y  se despeña hacia una fosa profunda. Los determinantes de la crisis siguen intactos cuando no degradados. Los pasivos  exteriores no pueden disminuir sin que se registre un excedente de la balanza de pagos, cosa prácticamente inalcanzable para una economía bastante derruida y de escasa  competitividad,  y la pesada carga de deuda pública no dejará de crecer hasta que se diluya el déficit público, algo que el propio gobierno no alcanza a vislumbrar. La desconfianza es general.

La sociedad en una encrucijada.

¿Cómo superar el desastre? La alternativa a la crisis que defiende la Troika y abiertamente el PP pasa por profundizar  en los ajustes,  en la  austeridad y en la destrucción de lo público. La economía española, como ya le ha ocurrido a Grecia o Portugal, cae por el precipicio y se desfondará en el abismo,  con unas consecuencias sociales dramáticas y riesgos políticos de todo signo.

El PSOE, copartícipe activo en el actual diseño económico y social, finge ahora un desacuerdo con el PP y critica su  política suicida, pero sigue amarrado al criterio de que el euro es irreversible.

Las direcciones de los sindicatos mayoritarios, una vez contrastado el error de cálculo cometido con el  sí crítico a Maastricht, denuncian ahora el actual estado de cosas, pero no están en condiciones de proponer medidas anticrisis realmente efectivas ya que no cuestionan con coherencia la Europa construida.

Otras fuerzas, organizaciones y autores de la izquierda critican  la Europa actual y proponen cambios bastante utópicos y proyectos sin fundamento, dado el carácter irreformable de la Europa surgida, sobre todo después de la ampliación de la zona euro al Este. A las carencias originales de la moneda única se añade el peso que ha cobrado Alemania como país hegemónico y la realidad de una descomposición de Europa, aprisionados algunos países en deudas impagables. La imprescindible y urgente necesidad de romper con las ataduras de los Tratados europeos no puede paralizarse ni ocultarse tras propuestas de proyectos de otra naturaleza. Por deseable que sea otra Europa, es ahora inviable, requiere de bases en que sustentarse bien distintas y de la soberanía perdida de cada Estado.

El fracaso del proyecto de construcción  de Europa es inocultable, con independencia de que no sea posible determinar cuándo y cómo se desbaratará la insostenible situación existente.

A los firmantes de este manifiesto  nos parece claro que la Europa de Maastricht no podrá sobrevivir con su actual configuración, tras  los desastres y sufrimientos que ha causado, además de vaciar de contenido la democracia y sustraer la soberanía popular.

También afirmamos que nuestro país no puede salir de la crisis en el marco del euro. Sin moneda propia y sin autonomía monetaria es imposible hacer frente al drama social y económico, tanto más cuanto que la política fiscal también ha quedado anulada con el Pacto de Estabilidad, alevosamente constitucionalizado.

Es precisa una moneda propia para competir y una política monetaria soberana para suministrar liquidez al sistema y estimular una demanda razonable. Y esto como primera condición ineludible, pero en modo alguno suficiente, para poder desarrollar una política avanzada de control público de los sectores estratégicos de la economía, entre ellos la nacionalización de la banca, de reconstrucción del tejido industrial y agrícola, de defensa  y potenciación de  los servicios públicos fundamentales con un poderoso y progresivo  sistema fiscal, de amortiguación de las desigualdades y distribución de la riqueza, del reparto del trabajo para combatir el paro, de  derogar las contrarreformas laborales y de las pensiones, de respeto en serio al medio ambiente, etc., y de  abordar un proceso constituyente que permita recuperar y profundizar la democracia. Por todo ello hay que despreocuparse transitoriamente del déficit público, olvidarse de hacer propuestas imposibles al BCE y dejar de añorar a la  Reserva Federal o el Banco de Inglaterra cuando se puede disponer del Banco de España como  institución equivalente.

El montante de la deuda externa es impagable. Su mayor parte es deuda del sector privado, y corresponde a sus agentes resolver los problemas que se presenten, incluido el sector financiero,  muy comprometido. Por ello rechazamos toda operación de “rescate” de nuestro país y por la misma razón consideramos como deuda completamente ilegitima la contraída por el Estado para proporcionar fondos de salvamento a las entidades crediticias que no hayan sido nacionalizadas.

Con respecto a la deuda pública, el Estado debe realizar una profunda reestructuración de la misma (quita, moratoria, conversión en moneda nacional) que alivie la presión abrumadora que soportan las cuentas públicas. En otro caso, puede darse como irremediable la quiebra del Sector público.

No se nos escapan los problemas y complejidades de los pasos que proponemos, entre otros limitar la libre circulación de capitales. Tampoco nuestro análisis nos impide colaborar en acciones, propuestas y movilizaciones con aquella parte de la ciudadanía y sus organizaciones que, bajo el efecto del bombardeo mediático al que somos sometidos o por otros motivos, aún no comparte nuestra opción ante la  encrucijada en que estamos y la necesidad de romper el nudo gordiano del euro. Sin embargo,  ante el desastre que nos envuelve y ante las causas profundas que lo promueven y agudizan,  no podemos mantenernos mudos ni evasivos.  A nuestro entender, hoy la sociedad española, que ya ha entrado en una agonía prolongada y sin esperanza, no dispone de otra  elección que salir del euro para impedir el hundimiento definitivo del país.

Recuperar la soberanía económica perdida, hacer efectiva la soberanía popular, requiere desprenderse de los dogales que nos paralizan, encarar la cruda realidad y dotarse de los medios para trazar un proyecto de supervivencia que, con todas sus dificultades, puede representar también una gran oportunidad para  crear una sociedad soberana, próspera, justa, solidaria, democrática, ecológicamente responsable  y libre

PRIMEROS FIRMANTES

Julio Anguita

Carlos Agredano Aguilera

Antonio Arnau

Leonel Basso

Javier Bernad

Miguel Candel

Juan Ramón Capella

Manuel Cañada

Víctor Cascos

Manuel Colomer

Jorge Cortegana

Isabel, de la Cruz

Alejandro De los Santos

Albert Escofet

Ginés Fernández.

Santiago Fernández Vecilla

Ramón Franquesa

Ana Gabarró

Antonio Gallifa

Juan García

Valentín García Navalpotro

Fernando García Noval

Antonio Gil

José A.González Espada

Alberto Herbera

Héctor Illueca

Pedro Jiménez

Salvador López Arnal

Eduardo Luque

Damián Martin

Sebastián Martin Recio

Juan F. Martin Seco

Carlos Martínez

Magdalena Martínez Bode

Amelia Martínez Lobo

Joaquín Miras

Manuel Monereo

Alberto Montero

Juan Montero

Pedro Montes

Agustín Moreno

Manuel Muela

María Dolores Nieto

Araceli Ortiz

Gumer Pardo

Andrés Piqueras

Miguel Riera

Víctor Ríos

Juan Rivera

Antonio Romero Cuellar

Rosario Segura García

Joan Tafalla

Celia Téllez

Diosdado Toledano

José María Torres

Rodrigo Vázquez de Prada

OTROS FIRMANTES (a 22-5-2013)

Fernando Abraldes Rois

Fabio Agliata Alessio

Javier Aguado Canosa

Mateo Aguado Caso

José Antonio Agudo Briz

Carmen Aguilar Ponce de Leon

Rodrigo Alarcón Jiménez

Hermes Alcaraz Sánchez

Jorge Alcázar González

Koldo Aldaz Ibarrola

Juan Alonso Escarrer

María Alonso Lescún

Cristobal Alonso Perez

Lola Alonso Verá

Eduard Altaba Isal

Maximino Álvarez Fernández

Francisco Javier Alvarez Olmo

Alberto Ameijide

Guillermo Amengual Fernández

Eduardo Andradas de Diego

María Isabel Andreu Nebot

Francisco David Anguita Arance

José Vicente Angulo Rodríguez

Toni Antón

Pablo Anton Sastre

Fco. Javier Antón Soláns

Pedro Antunez

Elena Apilánez Piniella

Félix Arana Roza

David Araújo Gómez

Carolina Arbesú Alvarez

Pepe Arrastia Moreno

Juan Fernando Artillo Rubin de Celis

Rafael Asenjo González

Gabriel Asuar Coupé

María Luz Auserón

Jose Maria Aznar

José Antonio Balbuena González

Jaime Ballester Sánchez

Carlos Ballesteros

Constanza Baquero

Manuel Barajas Rico

Miren Zuriñe Barandalla Lacunza

Juan Carlos Barba Carretero

Andrés Barcelona Navarro

Manuel Barcena Lafuente

Antonia Barón Fernández

Francisco Barros Suárez

María Cristina Bastos Conde

Luis Begara Pérez

Alfonso Bejarano Franco

Miguel Beltrán de Heredia

Agusti Beltran Villanueva

Carlos Benitez Saurel

Nuria Bergé Pijuan

Gerard Bermúdez Serrano

Manuel Bermúdez Trujillo

Francesc Bernad

Francisco José Bernal Martinez

Josep Bertomeu Curto

María del Pilar Blanco Carmona

Sophie Bossenec

Pedro Antonio Bravo Flores

Jacinto Bravo Marquez

Salvador Buades Castell

Manuel Budiño

María Teresa Burgos Florido

Araceli Burgos Florido

Amparo Caballero

Antonio Cabañas Matesanz

Jose-Luis Cabello Rodrigo

Rafael Calero Palma

Alberto Calzada

Txema Camara

Daniel Cambronero Ruiz de Valdepeñas

Mercè Campeny Curt

Miguel Campillo Ros

Piedad Campos

Dolores Campos

Julio Campuzano Antón

Rubén Cano

Germán Cano Cuenca

Ruben Cano de la rosa

Fernando Cantillo Estepa

Ernest Cañada Mullor

Paloma Cañamero Aldehuela

José Carballo Hernandez

Concepción Carnago Cuaresma

Víctor Manuel Caro Zamora

Sergio Carrillo Lara

José Manuel Casillas Mejías

Ramón Castany Pedró

José Antonio Castilla Castilla

Andres Castillo Escobar

Daniel Castrillo Tejerina

Felipe Castro Cobo

Sergio Catalá Carballo

David Cazorla Gonzalez

María Dolores Cebrián Arévalo

Juan Cerrada Cordobés

Salvador Clavijo Ruiz

Miguel Ángel Collado Aguilar

Antonio Collado García

Francisco Concepción Rodríguez

María José Conde Sanchez

Miguel Ángel Corroto Gutiérrez

David Couso Saiz

Elena Criado Acien

Alejandra Criado Galache

Jose Luis Cruces Rodriguez

Antonio Cruz Escobosa

Julián Cudero Hernández

Susana Cuenca Martínez

Carlos Dafonte Díez

Francesca de Amicis

Javier de Arriba Santamaría

Andrés de Francisco Díaz

Manuel Jesús de Goñi Rodríguez

Susana de La Morena López

María del Carmen de la Torre Carmona

Javier de Lorenzo-Cáceres

Enrique de Miguel Dicenta

Aurora del Alcazar

Francisco del Río Sánchez

Antonio Delgado Álvarez

José Lino Devesa Ribes

Manuel Díaz

José Luis Diaz Santiago

Pablo Díaz Vicente

Angel Maria Diez Fernandez

Miguel Angel Dios Rodriguez

Miguel Angel Domenech

Miguel Ángel Domínguez Durán

Angel Duarte Montserrat

Santiago Echave

Francisco José Enríquez Llagas

Sheila Eroles

José Escandon Heredia

Javier Escobar Maya

Amparo Escudero

Paco Escudero Robledo

Juan Manuel Espejo Fresneda

Isidro Espinosa

Miguel Esteban Fernández

José Manuel Estevez González

Ruben Exposito Marin

Carmen Facal Ameijeiras

Manuel Falomir Baldayo

Uxío Fariña

Iván Fernández Fdez.

Berto Fernandez fernandez

Juán Pedro Fernández García

Manuela Fernández García

Joan Fernandez Gonzalez

Gonzalo Fernández Hueso

Carlos Fernandez Liria

Manuela Fernández Martin de Blas

José Carlos Fernández Ramos

Joaquín Fernández Velazquez

Dori Ferramos

Salvador Ferrando Peris

Adolfo Ferrera Martínez

Ana Ferrero Andrés

Carlos Fontes Rey

David Fuente Calzada

José Galán

Rafael Galán Ragel

Enrique Galindo Ferrández

Chema Gallego Acero

María Gallo de Haro

Jose Luis Gamero Gonzalez

Santiago Garay Amaro

Jose Carlos García de Andoin López

Fernando J. García Fernández

Ramón García Hernández

Jose A. Garcia Martin

Sergio Manuel Garcia Martin

Manuel García Morales

Francisco García Navarro

Yolanda Garcia Rodriguez

Mª del Carmen García Ruiz

ArÍstides García Suárez

Alberto Garcia Ventura

Marc Gardela Petit

Cristela Garrido Barrios

Francisco Garrido Menendez

José Garza Encinas

Manuel Garzón Anguil

Baltasar Garzón Garzón

Jose Gavilán

Miguel Ángel Gea Rifá

Carmen Gil Dominguez

Félix Giménez Melé

María Isabel Gómez Alonso

Rosario Gomez Gomez

Saúl Gomez Gómez

Jesús Gómez Gutiérrez

Salvador Gómez Jareño

María Angeles Gómez Regadera

Antonio Gomez Ruiz

Antonio Gomez Yuste

Lola González

Bruno González

Francisco González Avilles

José Antonio González Cabeza de Vaca

Javier González Comín

Juan Antonio González Cordero

Antonio González de la Rubia

Elena Gonzalez Egea

Agustin M. González Espejo

Vicente Gonzalez Gomez

Candelaria González González

Miguel González hernández

Pedro Jose Gonzalez Lobato

Luis Miguel González López

Maria del Carmen Gonzalez Montes

Juan Francisco Gonzalez Salguero

Pedro José Gonzalez Sedeño

José T. G. M.

Angel Guerra Benitez

Dolores Guerra Benitez

José Guerrero Moliner

Francisco Guerrero Valle

Laura Guillen Olmos

Juan José Guirado Fernández

Carlos Mario Gutiérrez González

Antonio Gutiérrez González

Daniel Hernández Gómez

Miguel Á. Hernández Martínez

Alberto Gregorio Herranz Peris

Luis Vicente Herrer

A. Jessica Herrera

Pepe Herrera

Andrés Herrero

Pedro Miguel Herrero Escudero

Alicia Herreros Cepeda

Antonio Hidalgo Fontana

Cecília Hill Ibáñez

Joaquín Ibáñez Rivas

Miguel Ibáñez Sánchez

Maria Dolores Iglesias

María Iglesias Álvarez

José Ramón Iglesias Rodríguez

Jose Ignacio Ruiz

Irene Igovic

Emilia Illán Hernández

Carmen Jimenez Arrebola

Miguel Luis Jiménez Atencia

Alberto Jiménez Núñez

Miguel Angel Jordán León

Francisco José Prieto

Aranzazu Juarez Oglesias

Juan Jurado Martínez

Juan José Labadía Cumbreras

Emilio Lacambra Manzano

Miguel Angel Lacarra Rodriguez

Miguel Angel Lage Martínez

María Lamuedra

Jesus Lara Fernandez

Ana Legarre Garcia

Juan Manuel Leiva Caro

Nicolas Leon Moreno

Montserrat Leris Anso

Omar Lidon Pastor

Carlos Llacer Aragonés

Mercedes Lopez

Guillermo Lopez

Rosa López

Fernando Lopez Andres

Sergio López Celestino

Juan Miguel López Cortés

María Dolores Lopez Estornell

Manuel Lopez Morcillo

Juan José López Navarro

César Manuel López Nieto

Julio Francisco López Pérez

María Teresa Lopez Pina

Rubén Lopez Ramón

Dulce Loredo López

M Belén Losada Carranza

Susana Lozano Jimenez

Agustín Lozano Vicente

Fco Javier Lucena

Lorenzo Luna Perez-vico

Miguel Luque Sánchez

Esteban Luque Tapia

José Eduardo Madolell

Mario Manzanal Martin

Miguel Manzanera Salavert

Patrizia Manzo Apice

Karmen Marin Gonzalez

Ersi Marina Samará

Carlos Marqués Bravo

Francisco Marques Truyol

Luis María Márquez Álvarez

Ana Márquez Villalba

José Santiago Martin

María Agustina Martín

Pablo Andrés Martín

Bernat Martín Gonzalo

Manuel Martín Rubio

Maria Jose Martinez

María Dolores Martínez

Juan Carlos Martínez García

Francisco Jesús Martínez González

Mariano Martinez M.

Sergio Martinez Uceda

Amador Martos García

José Antonio Martos Iruela

Fernando Martos Parra

Ramón Masqué Vergara

Joan Massó Bennássar

David Mateo Puigros

Jesus Matesanz Garcia

Xavier Mayàns i Andújar

Rafael Medina Santos

Luis Meirás Taboada

Rafael Melcom Vazquez

Sergio Mena Doce

Antonio Merchán Molina

José Joaquín Minguiilón Sánchez

Pedro Miranda Bejarano

María Paz Miranda Naveira

Guadalupe Molina Ariza

Julio Molina Martínez

Jose Manuel Molla

Montserrat Mondéjar Hernández

Miguel Angel Monje

Susana Monteagudo

Manuel Montejo

Antonio Montes Vazquez

Luis Ángel Moral Garófano

Francisco Morato Bermejo

David Moreno

Elisabet Moreno Castañeda

Manuel Moreno Millan

Antonio T. Moreno Mirón

Andrés Moreno Ruiz de Elvira

Manuel Moyano

Maria del Pilar Muñiz López

Jorge Muñiz Sánchez

David Muñoz

Manuel Muñoz Reinoso

Alfonso Muñoz Ruiz

Juan Diego Narvaez Sedas

David Navarro Fernandez

Juan

Manuel Navarro Reina

José A. Naz Valverde

Jesús Nieto Carbonell

Xavier Nieto Carbonell

Federico Noriega Gonzalez

Sebastián Núñez Parra

Elisa Nuria Cabot

Enrique Ojeda Abolafia

Irene Olalla

Aitor Olavarría Barragán

Andres Oliver Martinez

Antonio Francisco Ordóñez Rivero

Pedro Organero Ronco

Nely Orihuela Linde

Guillermo Orozco San Martín

Antonio Ortiz Ortiz

Tino Osuna

Maria Dolores Padilla Garrido

Giaime Pala

Francisco Palacios Romeo

Miguel Pardo González

Francisco Javier Pardo Martínez

Mª Cruz Parra

Natalia Parra León

José Ignacio Parra Murillo

Manuel Parrilla Montaño

José María Pascual Pellicer

Begoña Patallo de la Cuesta

Luis Alberto Patón Batista

Ernest Payà i Montlleó

Carlos Paz Otero

Francisco Pedrera Martínez

Mercedes Pelacals Olea

Juan Carlos Peláez Sánchez

Jose Pendas Fernandez

Urbano Peñalver

José Perez Almagro

Andrés Pérez Cuenca

Ferrnando Pérez de Tudela Perales

Roberto Pérez Domínguez

Daniel Pérez Luque

Pedro Perez Martin

Esperanza Pérez Navarrete

Alfredo Pérez Pérez

Luis Fernando Pérez Rodríguez

Luis Pérez Serichol

Julio Pérez Vega

Domingo Pino Alvarez

Pedro Polo Martín

Josefa Polonio Armada

Albert Pons Jódar

Manuel Pozo Caballero

Manuel Pozo Caballero

Bruno Praena

Pedro Prats

Paco Puche

José Ramón Puente Alvarez

María José Ramírez

Tomás M. Ramírez Arévalo

Salomé Ramírez de la calle

María Inmaculada Ramos Pizarro

Javier Rapallo Salazar

Angel Rebollar Gomez-Calcerrada

María Jesús Recio Hernández

María Victoria Recuero Perez

Vanesa Reina Belenguer

Amalia Rosa Requena Santiago

Rodrigo Revilla Revilla

Raquel Reyes Dhivert

Angel Reyes León

Maria Riesgo

José Manuel Riquelme

Joan Anton Rius Andres

Clara Rivas

Miguel Rivas Cano

Marín Rodrigo

Alejandro Rodriguez

Sara Rodriguez

Sonia Rodríguez Altable

Bonifacio José Rodriguez Cañibano

Mari Carmen Rodríguez Chacón

Manuel Rodríguez Cruz

Cristina Rodríguez del Amo

Abelard Rodríguez i Llàcer

Pedro Rodríguez Lomo

Arturo Rodriguez Ortiz

Miguel Rodríguez Perez

Antonio Rodríguez Rubio

Miguel Angel Rojo

Antonia Roman Delgado

Agustín Romero Encinas

Pilar Romero García

Antonio Juan Romero Losana

Antonio J. Romero Ramírez

Jesús Romero Sánchez

Beatriz Romeu Lauvergeon

Sergi Rosello Maya

Jesús Rubiales Palacios

Carmen P. Rueda Martí

Ruben Rufo Rodriguez

Francisco Ruiz

Rafael Juan Ruiz

M. Enrique Ruiz del Rosal

Cándido Ruiz González

Alicia Ruiz Moreno

Carmen Ruiz Zaragoza

Ignacio Saenz

Miguel Sáenz Álvarez

Pedro Sáez

Salvador Sáinz

Carmen Salamanca Luque

Francisco Salamanca Vallejo

Ramon Salvat Guarque

Virtuts Sambró Melero

Sergi San Julián Gil

Ana.M. Sanchez

Francisco Sánchez

Antonio Sánchez

Enrique Sánchez Corros

Ana Mª Sánchez Domingo

Miguel Sanchez Fernandez

Jose Manuel Sanchez Gonzalez

Violeta Sánchez Gutiérrez

Pedro José Sanchez Jiménez

Abel Sanchez Montero

Miguel Sanchez Parrilla

Antonio Sánchez Ruiz

Mercedes Sanchez Sanchez

Mercedes Sánchez Soria

Virgilio Sanchis Arteaga

Alejandro Santos Silva

Martín Jesús Sanz Allueva

José María Sanz Rodríguez

Pier Scaramozzino

Carles Seara Mora

Juan Sebastian Lopez

Juan Segovia Martínez

Juan Segura

Concha Segura

Alexandra Serantes Prado

José Serrano Poyato

Isabel Sevillano Ruiz

Rafael Silva Martínez

Carlos Soares do Nacismento

Alicia Solá Luque

María del Carmen Soler Sánchez

Andres Solis Gil

Irel Soto Muro

Alessandro Spadoni

Lynn Strother

Pedro Suarez Aurrekoetxea

Gabriel H. Tafalla

Jorge de Maria Tapia-Ruano

Álvaro Téllez

Roberto Tornos

Sergio Torres

Antonio Torres Belloso

Ana Torres Medina

Javier Trabadela Gómez

Jorge D. Tsabutzoglu Valle

Carmen V.

Fernando J. Val perez

Jesús Valencia

María Concepción Valle Bracero

Rocio Valor Caballero

Jordi Varela

Cristina Vega Alonso

Agustín Velloso Santisteban

Alberto Vergara Ugarriza

Francisco Javier Vergel Egusquiza

Vicente Vidal Llopis

Juan Vigil Soto

Josefa Villaverde ferandez

Josefa Villaverde Fernandez

Emilio Vizcaino Martin

Concepción Yague Collado

Fernando Zamorano Cabezas

Juan Antonio Zaratiegui Vallecillo

Teresa Angel

Jose Carlos Carlos

Juan Ramón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: