La “expulsión” de Luis Herrero de Venezuela

Articulo para mostrar el cinismo con el que la gran mayoria de medios de comunicación tratan algunos temas y en especial el tema de Venezuela.

La “expulsión” de Luis Herrero de Venezuela, o del penúltimo esperpento del guión opositor y de sus comparsas de la derecha europea
Juan Carlos Monedero
Fuente: Rebelión

No merece la pena dedicarle mucho tiempo: en España, una declaración similar a la de Luis Herrero le hubiera supuesto una acusación por parte de la fiscalía del Estado con el cargo de, cuando menos, “expresiones vejatorias, humillantes y atentatorias contra la dignidad y el honor” del jefe de Estado (Artículo 208, 490.3, 504 y 505 del Código Penal español). Enfrentaría, además, una petición de pena de cárcel que hubiera estado por encima de los tres años.

Que un periodista caracterizado por su tono faltón, chulesco y reaccionario haga en Venezuela lo que no podría hacer en España, es una señal más de cómo la derecha española sigue considerando la independencia de América Latina como una afrenta personal. La rabia profunda que muestran ante la recuperación de su soberanía y la defensa de su dignidad no son sino el reverso de esa arrogancia que pretende dictar desde el Norte los caminos del Sur.

Respóndanse a una simple pregunta: ¿Qué hubiera pasado en España si un diputado de, pongamos el Sinn Fein, hubiera venido a España invitado por algún grupo político abertzale y hubiera afirmado que:

“Es intolerable desde todos los puntos de vista democráticos y de defensa de los derechos humanos, que se puedan provocar situaciones de amedrentamiento, situaciones de violencia, de amenaza, como las que yo personalmente he escuchado”

¿Qué hubiera ocurrido si un Diputado europeo, pongamos que belga, francés o italiano, hubiera venido a España, invitado como acompañante electoral –con lo que implica de reserva y no implicación- y hubiera vertido opiniones parciales sobre asuntos directamente ligados a la consulta electoral –por ejemplo, la reforma constitucional que tiene España en su agenda-, además de poner en cuestión el compromiso del Gobierno o del Rey con los derechos humanos? ¿Qué hubiera ocurrido si hubiéramos tenido que escuchar a ese diputado afirmar:

“Y por lo tanto, quiero que sepan que la delegación del Partido Popular Europeo, que se encuentra aquí como invitado internacional para asistir a este proceso electoral, de un referéndum que (el Gobierno) ya perdió hace un año, no dejará en ningún momento de denunciar públicamente en todas las instituciones europeas un comportamiento que considera profundamente lesivo para la dignidad del ser humano”

¿Cómo hubiera reaccionado la tridentina radio de la Conferencia Episcopal de donde procede el eurodiputado Herrero si un político invitado por cualquier partido hubiera declarado a los medios durante el Gobierno de Aznar que: ““Permítanme decirle a todos los (españoles) que nos estén escuchando, que no pierdan de vista que son ciudadanos libres y que tienen que votar en libertad, que tienen que votar lo que quieran. Yo no estoy diciendo que voten ni que sí ni que no. Estoy diciendo que voten en libertad, y que jamás voten dejándose llevar por el miedo que premeditadamente un dictador (el Rey de España o el Presidente del Gobierno) está tratando de trasladar a su ánimo”.

Para terminar afirmando que la ampliación del cierre de los colegios electorales (en un país donde el pueblo no tiene tan sencillo acudir a los centros de votación), lejos de ser un apoyo a la soberanía popular y motivo de orgullo democrático se convierte en “temor a que pueda ser utilizada esa nocturnidad, digámoslo así, para tratar de hacer algún tipo de maniobra que no sea transparente y que no sea democrática”.

Evidentemente, ni el Gobierno ni el Parlamento ni los medios de comunicación hubieran tolerado a un extranjero lo que tampoco le toleran las reglas de juego democrático a un nacional.

Pero sabemos que de lo que se trataba era de hacer ruido. Como siempre antes de unas elecciones. Quisieron culpar a Chávez del asalto a la sinagoga de Caracas por parte de presuntos delincuentes –entre los que estaba el escolta personal del rabino-; quisieron culpar a Chávez de la represión a estudiantes universitarios publicando en los medios fotos de cargas policiales nada menos que en Alemania; quisieron culpar a Chávez de pretensiones dictatoriales presentando la ampliación de un derecho que tenemos en 16 países europeos –que cualquier cargo público pueda volver a postularse- como un paso más en la supuesta pérdida de derechos democráticos en la República Bolivariana de Venezuela.

La estrategia descalificadora contra Venezuela hiede. Y no caben medias tintas ni justificaciones para valorar comportamientos como los de Herrero. Las empresas españolas de medios de comunicación ya han empezado un nuevo pin-pan-pun contra Venezuela defendiendo una conducta, la del eurodiputado, que es directamente desestabilizadora y que las democracias europeas no tolerarían. Comportamientos ensayados que buscan, como ya hicieron durante el golpe de Estado de abril de 2002, tumbar la posibilidad en marcha para reinventar la democracia en nombre de los siempre excluidos.

Qué capacidad tiene la derecha para exportar basura fuera de sus fronteras, sea con operaciones Cóndor, revoluciones de colores, traslados de residuos o visitas desestabilizadoras. “Hay algo podrido en Dinamarca”, dice Hamlet. Habría cerca, seguro, algún eurodiputado convencido de poseer licencia para difamar.

En Venezuela, como en el resto de países que están reinventando la democracia, hay mucho todavía por hacer. Lo sabemos los que estamos comprometidos con ese sueño de, por y para los pobres. La fetidez hay que buscarla en el modelo que está haciendo agua en todo el mundo. El que representa el señor Luis Herrero. El aire que atraviesa América Latina sigue llenando los pulmones de aire fresco.

Anuncios

3 respuestas a La “expulsión” de Luis Herrero de Venezuela

  1. Amei dice:

    La izquierda venezolana ante las urnas:
    Fuente: Digo Vivir
    http://blogs.tercerainformacion.es/victorcasco/2009/02/16/%C2%A1gano-el-si/

    1. 06/12/1998 Elecciones nacionales, ganador: 56,50%

    2. 25/04/1999 Referéndum para Asamblea, ganador: 92,00%

    3. 25/07/1999 Elección de asambleístas, ganador: 94,53%

    4. 15/12/1999 Referéndum constitucional, ganador: 70,00%

    5. 10/07/2000 Elección bajo nueva Constitución, ganador: 59,76%

    6. 11/04/2002 Golpe de Estado contra Chávez promovido por la derecha venezolana con el apoyo de Bush y Aznar: no consolidado y derrotado.

    7. 15/08/2004 Referéndum revocatorio convocado por la oposición, ganador: 59,09%

    8. 03/12/2006 Elección presidencial, ganador: 62,84%

    9. 02/12/2007 Referéndum constitucional, perdedor: 49,34%

    10. 15/02/2009 Referéndum constitucional “artículo mandatos electorales”, ganador: 54;36%

  2. Amei dice:

    El eurodiputado Luis Herrero preparó su expulsión
    Fernando Casado
    Fuente: Rebelion
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=80960

    El eurodiputado del PP Luis Herrero, quien fue invitado a Venezuela por la oposición para participar como observador internacional en el referéndum que se celebró el 15 de febrero para decidir si se enmienda o no la Constitución, fue expulsado del país después de unas declaraciones ante distintos medios de comunicación en las que criticó la “transparencia” y talante “democrático” de las decisiones del Consejo Nacional Electoral (CNE), encargado de la organización del referéndum, y llegando a llamar “dictador” al Presidente de Chávez. Si Herrero hubiera realizado declaraciones similares en España, sabría que estaría enfrentando una querella judicial por “expresiones vejatorias, humillantes y atentatorias contra la dignidad y el honor” del jefe de Estado y hasta la posibilidad de una pena de cárcel.

    Tibisay Lucena, presidenta del CNE (un Poder Público independiente en Venezuela que vela por el correcto desarrollo de las elecciones y referendos) se limitó a ordenar al Ejecutivo la expulsión del eurodiputado por incumplir la normativa del ente rector. Tras el show de Herrero, que continuaría cuando calificó de “secuestro” la manera en que se le traslado hasta el aeropuerto, los medios de comunicación nacionales e internacionales pusieron toda su maquinaria en funcionamiento para dar a conocer el hecho, aunque siempre poniendo el énfasis en la expulsión del eurodiputado y no en sus terribles declaraciones.

    Luis Herrero era perfectamente consciente de lo que hacía, pues todo eurodiputado conoce, el Código de Conducta para los observadores internacionales de la Unión Europea, regulado por la Decisión 9262/98 del Consejo Europeo entre cuyas directrices se establece:

    1. “los observadores mantendrán una estricta imparcialidad en la ejecución de su cometido y en ningún momento manifestarán sus inclinaciones o preferencias respecto de las autoridades, partidos o candidatos nacionales o de cualquier cuestión debatida en el proceso electoral”;
    2. “los observadores se abstendrán de hacer comentarios personales o prematuros, basados en sus propias observaciones, a los medios de comunicación o a cualquier persona interesada”;
    3. “los observadores deberán ajustarse a todas las leyes y reglamentos nacionales”;
    4. “durante todo el tiempo que dure la misión, incluido el tiempo transcurrido fuera del trabajo, los observadores de las elecciones deberán comportarse de manera irreprochable, emitir juicios sensatos y guardar la mayor discreción personal posible”.

    Finalmente el propio Código de Conducta estable que “la violación del código de conducta conlleva la inmediata repatriación a su país”. Así se lo recordaba al eurodiputado del PP la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, quien ayer decía que “los observadores internacionales no pueden intervenir durante un proceso electoral”.

    Por lo que deducimos que Luis Herrero, quien ahora alega que no era un observador internacional sino un invitado de la oposición y por tanto podía opinar lo que quisiera, simplemente buscaba con sus declaraciones fuera de tono que se le echara de Venezuela en un momento crucial para la vida democrática del país y así dejar constancia de que el Gobierno bolivariano reprime las libertades públicas. Una jugada más desde el exterior en la estrategia de todo vale contra Chávez.

  3. Antonio dice:

    Estoy casi seguro, que los periódicos de más tirada a nivel nacional, no han hecho estas aclaraciones para conocimiento del público. Otro motivo más, para alegrarme de haber entrado en Rebelión.or.

    SALUD Y REPÚBLICA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: