Zapatero II: Peor de lo mismo

Zapatero II: Peor de lo mismo
G. Buster

El debate de investidura y la formación del nuevo gobierno inauguran la segunda legislatura Zapatero, marcada por la acusada polarización bipartidista PSOE-PP, el retroceso de las opciones políticas nacionalistas –a excepción del BNG- y el desfondamiento de IU-ICV.

En este escenario político, que augura una legislatura igual sino más conflictiva que la anterior – en la que polarización ha permitido al PP ganar un 3% de votos frente solo el 1% del PSOE-, tendrá lugar la primera crisis económica después de trece años de crecimiento ininterrumpido. La negociación financiera de las reformas autonómicas, de las que depende en buena medida el gasto social transferido tendrá que hacerse en un contexto de austeridad presupuestaria. El Plan Ibarretxe, si como asegura el Lehendakari comienza su aplicación en otoño con la primera consulta, pondrá a prueba los techos de la reforma estatutaria no solo en términos de descentralización y modernización administrativa, sino también en relación a la solución democrática de la cuestión nacional.

Frente a todo ello, Zapatero plantea un programa de modernización democrática a partir de un nuevo pacto social basado en el concepto jurídico de igualdad ciudadana y de un aumento del gasto social compatible con la competitividad y los beneficios empresariales. Es decir, un socio-liberalismo de rostro humano. El problema es que el contexto de polarización política, territorial y social en el que debería aplicarse este programa puede hacer surgir todas las contradicciones inherentes a un proyecto de cambio social que no ponga en cuestión la correlación de fuerzas entre las distintas burguesías españolas y nacionalistas de una parte y el conjunto de las clases trabajadoras por otro. En definitiva, frustrada la “segunda transición” en la primera legislatura, esta por ver si es posible un salto adelante democrático en condiciones de crisis económica sin un “giro a la izquierda” social y ecológico. Los presupuestos del 2009 y del 2010, con la negociación sobre la financiación autonómica y el nuevo pacto municipal serán las “pruebas del algodón”.

Una idea de España que dependerá de las políticas fiscales

El hilo conductor del discurso de investidura de Zapatero ha sido confrontar con la España nacional-católica de la derecha una idea diferente de España “moderna, democrática y decente”. ¿Qué se esconde detrás de estos adjetivos?

La prioridad táctica es hacer frente a una crisis económica que, lejos de ser cuyuntural, responde al agotamiento profundo del modelo de desarrollo heredado del PP de ladrillo y deuda privada y que no solo es una crisis de la economía española, sino del ciclo de crecimiento neoliberal internacional desde los años 80.

Los “cheques-sociales”, como las deducciones de 400 euros, dirigidas no al conjunto de las clases trabajadoras, sino a sus sectores mas acomodados y estables, con contratos fijos y sindicalizados, y a las clases medias buscan mantener la cohesión del bloque social y electoral del PSOE, alentando el consumo a pesar del alto endeudamiento privado, que supera el 120% de la renta. Pero el compromiso es no solo mantener las políticas sociales, sino ampliarlas: un SMI de 800 euros, pensiones de entre 700 y 850 euros, la llamada “renta de emancipación” para los jóvenes, aumento de becas, primer plan de desarrollo rural y la financiación de la Ley de Dependencia.

Este impulso de las políticas sociales se quiere hacer a pesar de la crisis económica, del dogma de la estabilidad presupuestaria -del que Solbes ha recordado que es el máximo guardián-, y de los recortes fiscales anunciados (incluyendo la desaparición del impuesto sobre el patrimonio). Además del mantenimiento del esfuerzo en I+D de los últimos años y un incremento en las inversiones en infraestructuras y vivienda, para amortiguar los efectos del fuerte parón inmobiliario, apreciable ya desde el mes de diciembre pasado.

Resulta difícil ver como será posible, cuando ya se prevé la destrucción de unos 200.000 empleos en el 2009 y una reducción de las previsiones de crecimiento del PIB desde el 3, 1% inicial al 1,8% actual. Es más, resulta muy difícil de imaginar sin que se produzcan cambios sustanciales en la correlación de fuerzas, porque el peso de los salarios no ha hecho sino disminuir en los últimos ocho años en la renta nacional. Lo que esta en cuestión en definitiva no es como se supera una “desaceleración” temporal, sino como se ponen las bases de un nuevo modelo de desarrollo sostenible cuando se ha esperado al agotamiento total del anterior, por mucho que se alardee del superavit presupuestario.

El desarrollo de las políticas de igualdad, que junto a la Ley de Dependencia, deben ser el eje de ampliación de derechos ciudadanos depende en buena medida de la capacidad de financiación de políticas concretas.

La vieja frontera de la modernización

La modernización del gasto social –el desarrollo del estado del bienestar- depende en buena parte de la reforma autonómica, encasquillada en el recurso ante el Tribunal Constitucional del Estatut de Catalunya y pendiente de la negociación de la financiación global del nuevo sistema autonómico. Pero a nivel central sigue pendiente casi desde la transición la reforma de la administración central del estado, tanto más urgente cuanto que ha cambiado radicalmente el ámbito de las competencias, tanto como resultado de las transferencias a las autonomías como en relación con la Unión Europea del Tratado de Lisboa.

Zapatero ha mencionado esa reforma de una administración casi decimonónica en muchos aspectos como una de las prioridades de esta segunda legislatura. Una reforma que no se limita al ejecutivo central, sino que quiere empezar por el poder legislativo, bloqueado desde arriba en su funcionamiento por la falta de consenso para la renovación del Consejo General de Poder Judicial. La huelga de los trabajadores de la justicia en las comunidades que no han recibido esta transferencia ha estado a punto de acabar con el Ministro Bermejo que, por no ceder en 10 de los 200 euros solicitados de aumento –para equiparse a las Comunidades Autónomas con esta competencia- ha dejado un bloqueo de 1.481.476 sentencias por ejecutar, casi un tercio de ellas de los juzgados penales.

La situación de la financiación municipal se verá gravemente afectada por el parón inmobiliario, porque ha soportado el fuerte crecimiento en la demanda de servicios municipales en gran parte gracias a la recalificación y puesta en el mercado de suelo público. También es un reto urgente en esta legislatura para mantener el poder municipal de la izquierda.

Una formula de gobierno continuista….

Esta orientación general del discurso de investidura se ha acabado plasmando en una formula de gobierno que combina el continuismo de la anterior legislatura en todos los aspectos fundamentales como las políticas económicas, la acción exterior y la lucha antiterrorista en un “ciclo largo de violencia” como lo ha definido Rubalcaba tras el fracaso del proceso de paz y la nueva ofensiva de ETA.

Dentro de ese núcleo se mantienen los equilibrios labrados en los últimos cuatro años, con el papel central de Maria teresa Fernández como coordinadora de la labor de gobierno y Solbes al frente de la política económica. Rubalcaba ha perdido el pulso público con Zapatero en relación con su papel en el Gobierno y también ha perdido su control en la práctica del grupo parlamentario socialista y de las relaciones con los otros grupos tras el desembarco de Jose Antonio Alonso en el Congreso de los Diputados.

La política exterior, esencial en el proceso de polarización política del 2002-2004, ha pasado a segundo plano para enfocarse en la nueva presidencia española de la Unión Europea en el primer semestre del 2010. Será una influencia conservadora y neoliberal sobre el conjunto de la acción del Gobierno Zapatero dado el mapa político europeo, hegemonizado por la derecha.

En el núcleo “blando” del gobierno, compuesto en lo fundamental por los ministerios con competencias compartidas o transferidas con las autonomías, Zapatero ha redoblado su control personal sobre los nuevos ministros en competencia con dos cuotas territoriales importantes: la catalana y la andaluza. Miguel Sebastián entra en el gobierno con una cuota propia que suma los ministerios de I+D (Garmendia) y Vivienda (Corredor). Además de los núcleos de poder de las dos Vicepresidencias de Maria Teresa Fernández y Solbes, aparecen un cuarto núcleo de influencia del PSC, con Carma Chacón y Celestino Corbacho, y un quinto andaluz con Magdalena Alvarez y Bibiana Aído.

En esta relación de cuotas territoriales –que refleja cada vez mas la articulación real del estado de las autonomías- quedan ausentes federaciones claves como el PS madrileño y el PS de Euskadi, esenciales por razones distintas para la consolidación del proyecto de Zapatero. Pero solo él –y en ello esta en parte su capacidad y autonomía de juego político interterritorial- puede articular el conjunto de la acción de gobierno. Nunca como ahora será más evidente si su proyecto político se sostiene, porque toda la responsabilidad recaerá sobre él.

…con incoherencias evidentes

Cuatro de las decisiones ministeriales son cuanto menos muy discutibles desde el punto de vista de la coherencia del proyecto. Bermejo en Justicia arrastra la solución de un conflicto que no tenía que haberse producido. Esa falta de capacidad negociadora ha implicado que la responsabilidad de la negociación con el PP para la renovación del poder judicial haya sido transferida a Jose Antonio Alonso.

Es difícil saber, más allá del efecto mediático, que es lo que aportará a la consolidación del voto socialista en Cataluña o a la gestión del Ministerio de Defensa la designación de Carma Chacón. Pero puede ser un peldaño en la sucesión generacional de Maria Teresa Fernández como Vicepresidenta del gobierno.

El traspaso de Universidades al Ministerio de I+D supone apostar la modernización de la arcaica estructura universitaria española en su conexión con un esfuerzo de investigación general. Pero también acelerará su privatización y dependencia de las grandes empresas consumidoras de esa investigación. Por otro lado, la batalla central de la educación en España se sitúa claramente en la enseñanza obligatoria y la enseñanza media, bloqueada la escuela pública por las escuelas concertadas y privadas de la Iglesia Católica. Esta por ver la voluntad política de avanzar en este aspecto central de la lucha por el laicismo modernizador.

Por último, la creación del nuevo ministerio de Medio Ambiente a partir de las estructuras del Ministerio de Agricultura puede suponer un golpe muy duro para las políticas verdes. No en balde las organizaciones de agricultores son uno de los lobbies desarrollistas mas poderosos del estado y supondrán una cortapisa importante para que Espinosa pueda desarrollar una política no solo ambientalista y conservacionista – en especial en relación con el agua- sino también por lo que se refiere al cambio climático.

Negros nubarrones

En definitiva, la crisis económica puede acabar ocultando la falta de un proyecto específico de Zapatero en esta segunda legislatura, limitada al continuismo de lo ya emprendido. Pero se han dado pasos atrás muy significativos, sin capacidad de respuesta frente a una derecha movilizada y que aspira a recuperar el gobierno en el 2012 manteniendo la misma estrategia. Esos pasos atrás pueden quedar desdibujados por el voto útil frente al PP que ha afectado tanto a los partidos nacionalistas como a IU-ICV, pero han puesto un límite claro a las promesas de cambio social y político de Zapatero. Han frustrado la “segunda transición” y pueden frustrar también la “modernización definitiva”.

A nivel institucional, la principal presión que tiene el PSOE viene de la derecha social y política, de la Iglesia Católica y del PP, atenuada por la crisis de sucesión de Rajoy. También vendrá del desafio del Plan Ibarretxe y de la doble presión del PSC y de CiU compitiendo por la hegemonía en Cataluña. Pero para una salida a la izquierda que permita alimentar el cambio político y social, tras la reducción muy significativa de fuerzas institucionales de IU-ICV, las herramientas esenciales con las que cuenta la izquierda transformadora son su presencia aun importante en los gobiernos municipales y la capacidad de acción de los movimientos sociales, empezando por los sindicatos. Si quiere de verdad influir en los cuatro años que viene tiene que reforzarse a partir de estos dos instrumentos centrales, frenar las políticas neo-liberales de ajuste económico del Gobierno Zapatero, mantener su influencia en Cataluña y reconquistar para la izquierda el terreno perdido en Madrid y Valencia, desalojando al PP de sus instituciones autonómicas.

Todo ello implica, en condiciones mas difíciles que en el 2004 un “giro a la izquierda”, a pesar de la lógica implícita en los resultados electorales. Porque no hay que engañarse, esa lógica apunta a una victoria de la derecha social y política en las municipales del 2011 y en las generales del 2012 si no se construyen los instrumentos para impedirla. Además de talante necesitamos la movilización unitaria y combativa de la izquierda.

Anuncios

2 respuestas a Zapatero II: Peor de lo mismo

  1. creditos dice:

    Chacón y su laicismo militante

    Pasé en Galicia los días siguientes a la festividad de la Virgen del Carmen, entre las gentes y, especialmente, en los medios de comunicación se hablaba del desplante que la ministra Chacón (“la Carma”) había dado a los guardiamarinas de la Escuela Naval de Marín al no asistir a la entrega de despachos el día 16 de Julio.

    Pensé que como es madre nueva habría preferido pasar el día de su primer santo como madre con su familia, pero parece que no fue esa la razón.
    A través de la prensa gallega pude saber de fuentes militares acreditadas que la ministra de Defensa se negó a asistir a la entrega porque no se canceló, como ella quería, la tradicional misa que honra los 16 de julio a la Virgen del Carmen, por cierto, patrona de la Marina.

    Y es que, al parecer, en su empeño por hacer una España laica, este Gobierno, del que la ministra es un buen exponente, está chocando constantemente en sus actos civiles y militares con una presencia religiosa que considera obsesiva, pero que, aunque le disguste es inevitable, la sociedad española continua siendo católica.

    Tengo también la impresión que olvidan que en Europa, especialmente en España, no hay actividad que carezca de patrón. Tal vez la ministra Carme Chacón desconoce que los patronos -y patronas para que no se enfaden- no son fruto del régimen anterior sino de una historia dos veces milenaria, de la Hispania, recordémoslo, provincia romana.

    Carlos Menéndez
    http://www.creditomagazine.es

  2. […] Las consecuencia de estos resultados fue la consolidación del “giro al centro y centralista” del gobierno ZP.  Este giro se comienza a producir en la segunda parte de la primera legislatura ZP, se acelera tras la influencia del caso “de Juana Chaos” en las municipales del 2003 y se consolidada definitivamente tras los nombramientos ministeriales del tercer gobierno ZP (I, II, III y IV) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: