¿Qué ha pasado en Valencia con IU?

¿Qué ha pasado en Valencia con IU?
Joan Josep Nuet i Pujals
Fuente: Publico.es

La decisión que tomó, el pasado 18 de diciembre, parte de la Presidencia Ejecutiva Federal de IU de convocar una consulta al conjunto de los afiliados y afiliadas de su organización en el País Valencià culmina una situación de grave conflicto político interno que debe ser encauzada mediante el diálogo y el ejercicio de formas democráticas aceptadas por todas las partes.

El origen político del problema cabe buscarlo en la no aceptación por parte de unos del resultado de las dos últimas asambleas de EUPV, y la falta de cintura política por parte de otros para gobernar con una organización plural. Si a ello le sumamos unos resultados mediocres respecto a lo esperado en las últimas elecciones municipales y autonómicas, tenemos el ambiente propicio para que el conflicto se agudice y cada parte mire al futuro esperando poder prescindir de su contrario, profundizando la crítica a compañeros y compañeras como si se tratara de adversarios de otras formaciones políticas.

La crisis del Grupo Parlamentario de Compromís en las Cortes Valencianas se debe al incumplimiento por parte de dos diputadas de la corriente Esquerra i País (dentro de EUPV) y del Bloc (aliado de EUPV en Compromís) de los acuerdos firmados de la coalición y también, posiblemente, a una gestión excesivamente burocrática de una correlación de fuerzas real en el grupo, que debía tenerse en cuenta para no desembocar en una crisis de relación como sucede en la actualidad.

En IU en general, y en EUPV en particular, conviven partidos y corrientes de marcado carácter ideológico, llámense comunistas, socialistas, ecosocialistas, de izquierda radical o alternativa, y ello es una de las señas de identidad del movimiento político y social que quiere ser IU, donde hay pluralidad ideológica. Y lo que unifica la organización es la unidad de programa. Por ello hay que combatir cualquier intento de reducir IU a uno de sus componentes ideológicos, se haga en nombre de la pureza o de la modernidad.

Esquerra Unida del País Valencià celebró hace escasas semanas una asamblea para elegir a sus cabezas de lista, asamblea denunciada y boicoteada por una parte considerable de la organización. La asamblea es la que, según los estatutos de EUPV, debe elegir las candidaturas, pero todos sabemos que la simple aplicación de los estatutos no es suficiente para superar un grave conflicto político. Y esa asamblea, que supuso un importante esfuerzo y trabajo, también tuvo irregularidades censales que la ponen en entredicho orgánicamente, pero sobre todo no sirvió para la superación del conflicto político. La solución estriba en que, al mismo tiempo que la dirección de EUPV no queda desautorizada, se acuerde ampliar el procedimiento de elección para que finalmente haya un acuerdo de todos y se evite la ruptura.

Pese a ello, las decisiones mayoritarias en el Grupo Parlamentario de Compromís, que arrinconan a los diputados que se mantienen ligados al sentir mayoritario de EUPV, con decisiones arbitrarias en lo económico, y la visualización del nacimiento de Iniciativa del Poble Valencià como una formación ecosocialista que quiere ocupar todo el espacio político y electoral de un movimiento más plural como es EUPV, dejan poco margen a los que apuestan por el diálogo, ya que se escenifica día a día una ruptura programada.

Estoy firmemente convencido de que el papel de la dirección federal de IU y el mío en particular es combatir los intentos de ruptura vengan de donde vengan, ya sean en Valencia o en Asturias, pactar las reglas de juego y promocionar a los dirigentes que saben aplicarlas de forma creativa y que creen en una IU plural ideológicamente y respecto a sus federaciones y organizaciones.

Las próximas elecciones generales conllevarán unos buenos resultados electorales para IU. Un nuevo grupo parlamentario de diputados y senadores más amplio y más plural afrontará nuevos retos de futuro.

El resultado de las primarias convocadas en IU para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno han demostrado dos cosas. La primera, que el buen hacer de Marga Sanz, su discurso equilibrado y su aceptación democrática de los resultados hace posible retomar diálogos y complicidades que parecían perdidas y que las sensibilidades comunistas actualizadas deben jugar un papel mucho mas importante y central en el proyecto de IU. La segunda, que el liderazgo electoral de Gaspar Llamazares nos permite ampliar el espacio político y electoral de IU como referente fuerte en todo el Estado y, al mismo tiempo, capaz de articular de forma transversal un gran acuerdo político a la izquierda del PSOE que sume a todas las fuerzas rojas, verdes, de izquierda nacionalista y alternativas que se mueven en los territorios del Estado español.
IU, después de las primarias de Marga y Gaspar, ya no es la misma IU. La democracia interna, la corrección de los censos, la apertura a nuevas sensibilidades, si antes ya fue necesaria, ahora es imparable. Y ello debe hacerse desde el escrupuloso respeto a la federalidad y a los mecanismos estatutarios, ya que en IU, como decimos muchas veces y en ocasiones no practicamos, no sobra nadie y hace falta mucha gente. Un buen ejemplo ha sido el espíritu unitario y democrático del reciente acuerdo transversal en Andalucía, una comunidad clave para el proyecto y el futuro de IU.

Clarifiquemos la hoja de ruta de todos y acordemos el respeto a las reglas de juego. Los ciudadanos y ciudadanas nos lo agradecerán doblemente el próximo 9 de marzo. Ayudémonos a nosotros mismos para poder ser útiles para tanta gente que lo desea. Despejemos el camino de problemas para realizar, con fuerza renovada, una gran campaña
electoral que nos coloque en las Cortes con la representación que merecemos para ser decisivos en la próxima legislatura.
Si nos hemos equivocado en algo, rectifiquemos, y que ello provoque otros reconocimientos de errores y rectificaciones.

Rompamos ya el programa de algunas minorías que han dibujado la hoja de ruta de una nueva ruptura y que se alimentan mutuamente en sus acciones. En IU hay una clara mayoría que apuesta por el diálogo, el acuerdo y la convivencia interna.

Los adversarios están fuera: son la derecha y las políticas neoliberales. Dentro sólo tengo compañeros y amigos.

Joan Josep Nuet i Pujals es senador y coordinador ejecutivo de Organización de IU Federal

Anuncios

6 Responses to ¿Qué ha pasado en Valencia con IU?

  1. 1931 dice:

    Es completamente falso que haya habido “irregularidades censales” en la Asamblea de EUPV, y Nuet lo sabe y lo reconoce en privado.

    Por cierto, la Sindicatura de Greuges de EUPV, órgano equivalente a la Comisión de Garantías, ha resuelto desestimar todas las impugnaciones presentadas por unanimidad de todos sus miembros.

  2. amei1975 dice:

    Matizo que incluí el articulo por considerarlo de interes, no por estar necesariamente de acuerdo con todo lo que dice.

  3. 1931 dice:

    Reconozco que el artículo es de interés, sobre todo si se lee entre líneas. Más difícil es conocer la intención del autor al escribirlo y publicarlo, pero no tardaremos mucho en saberlo, pues queda menos de un mes para que se resuelva el conflicto, en uno u otro sentido.

  4. kerval dice:

    El artículo es de sumo interés, no tanto por lo que dice sino por lo que destila.

    Comparto el tono conciliador, tan necesario después de lo sucedido. Pero muy pocas cosas más.

    No comparto que en IU quepa de todo. La “transversalidad”, eje del artículo de Nuet, es algo que queda precioso en el discurso político, pero para que realmente sirva, debe ser un concepto instrumental, no un fin en si mismo. Si la transversalidad me obliga a vestirme de lagarterana, pues mire usted, paso de ser transversal. ¿Realmente es posible la transversalidad con los nacionalismos de izquierda? ¿Pero no éramos republicanos federalistas? ¿O es que todo vale con tal de conseguir un puñado de diputados, para no saber muy bien qué hacer después? Y para presumir de pluralidad, un buen ejemplo sería ser extremadamente cuidadoso con la soberanía de la Organización de los distintos territorios.

    Peor todavía, plantear IU como amalgama “de todo lo que hay a la izquierda del PSOE” significa literalmente situar al PSOE como la referencia a partir de la cual definimos la construcción de IU. Yo no estoy de acuedo con esto, creo que IU debe construir un perfil propio, un modelo político propio, y este debe ser coherente. Y aquí no cabe todo, de hecho sería un mal síntoma que quepa todo (recuerdo cierta época que en IU cupieron hasta los carlistas, todavía no me explico cómo).

    ¿Realmente existen nacionalismos a la izquierda del PSOE? ¿Cómo podemos situar la tensión de clases incorporando un concepto ideológico identitario esencialista, construido sobre la necesidad de transversalidad interclasista? ¿O es que IU debe abandonar la tensión de clases, como lo ha hecho CCOO? No inventemos la rueda a estas alturas, por favor. ¿Y cómo se encaja esto con la fuerte capacidad ejecutiva federal que está reclamando? ¿Mi opinión al respecto, como militante de IU (y no del PCE, aclaro) cuenta algo a este respecto? ¿O es que todos tenemos que decir amén a las veleidades intelectualoides de un personaje tan mediocre y pernicioso como Mendi, verdadero ideólogo del desvarío que estamos padeciendo toda la organización?

    ¿Cómo se puede pretender deslegitimar la asamblea de EUPV por supuestas irregularidades censales, cuando tantos militantes se han quedado sin papeletas para votar en las primarias diseñadas por Llamazares? Consejos vendo, para mi no tengo. Me gustaría equivocarme, pero todo el artículo me parece una maniobra de justificación de la decisión federal de imponer las primarias en Valencia. Eso sí, con buen talante.

    Carrillo dijo, cuando IU se creó, que “estaba predestinada a ser una olla de grillos cantando en los jardines del PSOE”. Me acojona pensar que hay demasiada gente dentro de casa con el propósito de que se cumpla la profecía veinte años después.

    Repito, me gusta el tono conciliador, pero creo que su fondo no tiene nada de conciliador. Y vuelvo a decirlo, me gustaría equivocarme.

  5. Alex dice:

    Este señor, Nuet, militante del PCC, ya sabe muy bien lo que son las purgas.

    De su pasado estalinista le ha quedado la fea costumbre de purgar de su partido a aquellos honestos militantes que buscaban la construcción del socialismo y la Unitat d’Esquerres, un verdadero movimiento social antagónico al PSOE del GAL y la Reforma Laboral.

    Empezaron purgando, él y sus adláteres, a buena parte del PCC-CJC (las Juventudes). Ahora, una vez tomado el Control de EUiA en Catalunya, asesoran al IU como destruir, repito, destruir, a los comunistas de IU. El trabajo ya lo saben.

    Habla de concialiación y de transversalidad. La misma que apoyan en CCOO, ICV e IU. Es decir, la de la supremacía mientras no molesten. La de expulsar federaciones enteras de CCOO e IU. En SEAT, Nuet y cia. firmaron 660 despidos sindicales en connivencia con Volkswagen. Miralles, el “lametraserillos” de Saura, le da la medalla de honor de la Generalitat al presidente de SEAT-Volkswgen mientras este firma los despidos. Esta es la “izquierda transversal” de Nuet.

    Esta es la izquierda. Esa izquierda de canapé barato que busca acomodarse en el PSOE del GAL y la Reforma Laboral. Esa izquierda unida que borra del mapa asambleas críticas con la dirección como Vilassar de Dalt, Maresme o Terrassa. Como EUPV. Como Andalucía. Esa izquierda unida que no va a llegar al 5% de los votos. Pero aquí nadie dimite. Y es más, se ahonda en la vía ecoverde a pesar que ICV-EUiA no le mete mano a las hidroeléctricas en los ríos o las minicentrales, ni repobla bosques, ni nacionaliza terrenos y firma construir estaciones de esquí en los Pirineos.

    Esa es la IU del futuro. La que veta a los comunistas como en CCOO hace la dirección de Fidalgo con los críticos, la que acepta Maastricht y la UE y su Constitución o el cánon digital.

    Para eso hemos luchado.

    Para nada.

    Firma uno que se va y va a apostar por el PARTIDO COMUNISTA.

  6. amei1975 dice:

    Hola kerval
    Muchas preguntas planteas
    Respondere a tres.

    ¿transversalidad?
    No me gusta esa palabra. Me evoca otras cosas. Yo soy partidario de crear una gran fuerza a nivel europeo a la izquierda de los PS y en oposición al neoliberalismo y al socioliberalismo. Esta fuerza tiene que ser inclusiva y deben de caber en ella desde socialdemócratas de izquierda que rechazen los dogmas del liberalismos, comunistas de diversas tendencias, ecologistas, anarquistas, altermundistas, ….
    En la coyuntura actual esta fuerza es defensiva y En Europa la referencia seria el PIE, en España IU y en Catalunya ICV-EUiA

    ¿Realmente existen nacionalismos a la izquierda del PSOE?
    Existes nacionalismos de izquierda moderada, algunos de ellos a la izquierda del PSOE en temas sociales y económicos (¿quizás porqué no han tocado poder?). A nivel local y autonómico creo que si se pueden llegar a acuerdos puntuales, incluso ocasionalmente alianzas eso sí siempre en base a un programa de corte social. Otra cosa diferente es incluirlos dentro de IU

    ¿Cómo se puede pretender deslegitimar la asamblea de EUPV por supuestas irregularidades censales, cuando tantos militantes se han quedado sin papeletas para votar en las primarias diseñadas por Llamazares?
    Sobre el tema EUPV, la posición de este blog creo que ha quedado refejada en anteriores entradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: